La astrología kármica: vidas pasadas que nos influyen

La denominada astrología kármica o de la reencarnación es una rama que nos acerca a un conocimiento que muchas veces no tenemos en cuenta: ¿qué experiencias hemos atravesado en vidas pasadas? ¿Influyen en nuestra existencia actual? ¿Marcan la misión que tenemos en esta vida? En las líneas que siguen profundizaremos un poco más sobre esta interesante visión.

La llamada astrología kármica intenta responder las preguntas indicadas anteriormente mediante el estudio de nuestra carta natal, pero lo hace con una inclinación diferente a la que llevan adelante otras especialidades de la ciencia astrológica. El propósito final es descubrir el karma o legado de vidas pasadas que arrastra la persona, con el objetivo de facilitar su desarrollo en la vida actual.

Para comenzar, esta perspectiva sostiene la existencia de la ley kármica de causa y efecto, a través de la cual se determina que muchas de las cosas que debemos superar en nuestra vida actual se encuentran relacionadas con cuestiones no resueltas en vidas pasadas. Asimismo, se entiende que la astrología posee una relación directa con esta ley, y que puede ser efectiva para comprender ciertos aspectos de la personalidad y mejorar cuestiones negativas.

Huellas de vidas pasadas

De acuerdo a la astrología kármica, cada uno de nosotros llega a esta realidad con un conjunto de información proveniente de existencias anteriores, y que puede ser detectada como si fuera una huella en nuestra carta natal. Las experiencias previas determinan con fuerza el plan que deberemos cumplir en esta vida, y precisamente nuestra misión tiene que ver con la superación y el aprendizaje de aquellas cuestiones pendientes.

Los especialistas en esta rama de la astrología analizan por un lado la situación actual de la persona y por otro lado la historia que arrastra de vidas pasadas, dejando evidente que muchas de las trabas que debe soportar en la actualidad tienen una estrecha relación con situaciones kármicas no resueltas. En consecuencia, se puede visualizar el camino que deberá recorrer el individuo para dejar atrás los legados negativos y alcanzar la plenitud y la autorrealización en la existencia actual.

Con este objetivo se obtiene el llamado mapa astral, que nos muestra el recorrido de la persona en vidas previas. Los especialistas en astrología kármica logran confirmar así si cada uno de nosotros nos encontramos en el camino correcto de nuestra evolución, o si por el contrario nos hemos desviado del sendero que nos llevará a cumplir nuestra misión.

Hacia una evolución real

En el mismo sentido, la astrología de la reencarnación nos muestra con claridad por qué dos personas actúan diferente frente a una misma situación, como así también las causas que determinan las diferencias entre dos individuos nacidos en el mismo momento y lugar. Más allá de otros aspectos personales, cada uno de ellos estará afectado por experiencias disímiles de vidas pasadas, por lo tanto su evolución actual será distinta y necesitará superar otros retos.

En otras palabras, es importante comprender las reglas de la astrología kármica para llegar a entender cuál es nuestra misión en la vida de acuerdo a lo que hemos experimentado previamente. La ley de causa y efecto nos coloca frente a situaciones que nosotros mismos hemos creado mediante las decisiones tomadas en vidas anteriores, por eso tendremos que aprender lo necesario para superar esos escollos y lograr una verdadera evolución.

Artículos relacionados

Anterior

El signo Buey en el horóscopo chino

Siguiente

Las Claves y Principios del Horoscopo