La psicología de Leo

Detrás de cada signo del zodiaco, existe una personalidad única y diferente a las demás, regida por ciertas claves internas y en ocasiones algo complejas. La psicología de cada signo zodiacal, es todo lo más interno y oculto de ellos, que los lleva a ser justamente como son. En el día de hoy, te hablaremos de la psiclogía del signo del león.

En primer lugar, es importante resaltar que Leo es un signo de Fuego, por lo que gran parte de su psicología y manera de ser, se lo debe a su elemento. Probablemente, Leo sea el signo más orgulloso y egocéntrico del zodiaco, y si bien esto puede parecer desalentador, no lo es. Leo es un signo que tiene la fortaleza necesaria, para conseguir siempre lo que se propone.

La psicología del león, radica siempre en la búsqueda de su YO individual. Leo es un signo que ama ser quien es; tiene una autoestima muy bien puesta, y por supuesto, esto lo ayuda a conseguir la mayoría de sus propósitos.

A Leo le encanta que su entorno lo halague y aplauda por sus méritos y virtudes. Hablamos de un signo que depende mucho de los demás, y esto, como no podría ser de otra manera, indica un toque de inseguridad en la personalidad de Leo. Así es, si bien Leo puede parecer el signo más seguro y superado del zodiaco, su personalidad nos dice que muy dentro de sí, esconde una esencia algo insegura y tambaleante.

Pensemoslo bien: Si una persona se siente bien consigo misma y con lo que es…¿por qué necesitaría de la aprobación de los demás?

Leo es un signo que siempre hará lo que sea, para destacarse ante los demás, y en ocasiones, esto puede perjudicar al signo del león, ya que cuando existe alguien que no se deleita con sus acciones (y siempre existe alguien), Leo suele padecerlo mucho. Hablamos de un signo acostumbrado a recibir los elogios y aplausos de todo el mundo, y en ocasiones Leo suele marearse con tantos aplausos.

Depender de nuestro entorno, no es algo que nos favorezca de la mejor manera, ya que estamos dejando en poder ajeno, nuestras emociones: cuando Leo se siente halagado se siente feliz, cuando Leo se siente ignorado se siente triste. Sin duda alguna, hablamos de una dependencia social que influye demasiado en el estado de ánimo de los nativos del signo del león, y esto no es nada saludable.

Entonces, ¿cuál es nuestra recomendación para Leo? ¡Por supuesto! Dejar de hacer las cosas para impresionar a los demás, y centrarse más en actuar por propio placer. Te aseguramos Leo, que si comienzas a actuar de esta manera, te convertirás en una personalidad mucho más segura y admirada.

 



Artículos relacionados

Anterior

La misteriosa atracción entre Acuario y Leo

Siguiente

La piedra obsidiana de Escorpio