Los 5 peores defectos de las nativas cancerianas

Todos tenemos facilidad para definir aquellos rasgos positivos que nos distinguen y sin embargo nos resulta mucho más difícil reconocer y aceptar nuestros defectos. No obstante ello, cada persona es un cúmulo de cualidades positivas y otras, no tanto.

En el día de hoy vamos a dedicarnos puntualmente a contarte cuáles son aquellos rasgos menos agradables de las nativas del signo Cáncer. Y esta información te será muy útil tanto si eres una de estas mujeres como si te relacionas con alguna nativa canceriana en cualquier ámbito de tu vida.

Rasgos menos favorecedores de las nativas cancerianas

Desde ya, las mujeres cancerianas son dueñas de muchas virtudes y rasgos destacables que las convierten en seres sumamente especiales y muy queribles. Su solidaridad, su capacidad para comprender a los demás y su lealtad a la hora de demostrar afecto son solo algunas de sus grandes virtudes. Pero en esta ocasión vamos a contarte cuáles son esos otros rasgos que no resultan tan agradables de la personalidad de estas nativas y que seguramente no querrán confesarte. Veamos entonces, los peores defectos de las nativas del signo Cáncer.

  • Susceptibles al extremo: El mayor defecto que poseen estas nativas es su susceptibilidad que es la cara oscura de su gran sensibilidad y que hace que cualquier comentario, gesto, actitud irrelevante pueda generar en ellas una gran angustia, enojo o preocupación. Toman todo de forma fatalista y pueden sentirse destratadas incluso por una simple broma inocente. Si te relacionas con una de estas nativas, te tocará ser absolutamente cuidadoso con todo lo que digas y hagas para no herirla.
  • Hirientes: Cáncer suele lastimar a los demás con sus comentarios lascivos incluso cuando no tienen la intención de hacerlo. Las críticas o las opiniones negativas sobre lo que otros hacen y dicen son moneda corriente en las nativas de este signo y pueden hacer sentir descalificado a alguien con su modo de prejuzgar y arrojar conclusiones negativas respecto de la vida ajena. Paradógicamente no advierte estas conductas hirientes pero sí se ofusca enormemente ante cualquier crítica u objeción que alguien haga de su persona.
  • Demandantes: Estas mujeres esperan mucho de los demás y exigen demasiado en sus relaciones. Necesitan constante atención y que les hagan sentir que piensan en ellas y las tienen en cuenta. Minuto a minuto si es posible. Esto las lleva a pretender dirigir la vida de los demás y a ofuscarse cuando sus deseos y necesidades no son contempladas como ellas desearían.
  • Rutinarias: Las mujeres cancerianas tienen un intenso temor al cambio y por tal motivo cualquier movimiento que altere su rutina por irrelevante que sea, puede ocasionar una verdadera crisis existencial en estas nativas. Necesitan tener todo ubicado en su sitio, los horarios bien planeados y ninguna sorpresa en ese sentido, incluso si pretende ser agradable les caerá en gracia. Si eres una persona aventurera y con permanentes ganas de innovar, estas nativas no serán tu mejor opción a la hora de llevar una relación.
  • Inestables: Son personas muy sensibles y esto las lleva a sufrir y conectar profundamente con sus propias emociones y las de los demás. Por eso no es de sorprender que de un momento a otro y sin razón aparente manifiesten cambios drásticos de humor que van de la alegría a la apatía total o a la depresión.

 



Artículos relacionados

Anterior

Signos zodiacales más inseguros

Siguiente

Los signos con mayor poder de seducción