Los conflictos internos de Escorpio

En muchas ocasiones, las energías que recibe Escorpio de la constelación que le rige, puede ser tan potente que el mismo nativo de Escorpio llega a perderse dentro de sus propias fuerzas , volviéndose de alguna manera, insensible al resto del mundo.

Las fuerzas de Escorpio representan fuerza, estabilidad y determinación, lo que le lleva a sentirse bien consigo mismo. Pero en el momento en el que el gran escorpión pierde su punto de equilibrio emocional, es capaz de perderse en su propia realidad, y es justo en este momento cuando Escorpio entra en una situación de conflicto emocional. Este tipo de encierro lo conocemos como egoísmo y puede ser una cualidad muy negativa en los nativos del escorpión.

A las personas que entran en este tipo de situaciones, se les puede clasificar de muchas maneras; ninguna de ellas positiva. En una comunidad, donde el trabajo y las relaciones nos hacen crecer, el egoísmo no tiene una buena posición y se le ve como una práctica que se debe eliminar o reducir al máximo. Por esto mismo es que cuando un nativo de Escorpio se pierde a sí mismo dentro de sus propias energías, lo mejor es ayudarle pronto para que pueda escapar y regresar a un estado en el que sus energías puedan ser otorgadas y recibidas por los miembros de la comunidad.

El conflicto interno del escorpión, llega a suceder por dos situaciones. La primera es positiva, la persona de Escorpio ha estado obteniendo muchos resultados positivos, sus metas se logran de manera fácil y en general sus acciones son bien recibidas sin encontrar obstáculos. Se dejan caer en una situación en la que se elevan a sí mismos y su propio ego les lleva al egoísmo. Por otro lado, las personas se llegan a sentir tan golpeadas por la vida que entran en un ambiente de autocompasión; creen que todo el mundo se encuentra conspirando en su contra y, al no poder tener ningún éxito en ningún momento, se encierran dentro de sí mismas a consolarse.

Es importante que se pueda encontrar la verdadera razón por la que sucede esto para poder detener la práctica y las intenciones egoístas de las personas. Escorpio es un signo muy emocional, pero también cerrado, y por lo general suele ser algo complicado explorar en su interior. En una sociedad donde no podemos sobrevivir sin la ayuda de nuestra comunidad, el egoísmo solo nos dividirá más. Es por esto, que al entender cómo surge, también podemos entender como minimizarlo o limitarlo. Si lo podemos controlar, sabremos sacar el máximo provecho de este tipo de situaciones.

Si encontramos esta práctica de egoísmo para el bien de la sociedad, entenderemos que en realidad Escorpio sigue cumpliendo con su propósito de proveer energías para trabajar en conjunto con las demás personas para lograr un bien común. El egoísmo es principalmente útil cuando se busca lograr un objetivo particularmente difícil, pero su uso es muy restringido y se debe manejar con mucho cuidado. Entendiendo que lo que es bueno para nosotros puede ser bueno para los demás, es la manera en que podemos convertir de esta práctica algo positivo. Si no se puede aplicar para el bien común, lo mejor es eliminarla de nuestras vidas.

Artículos relacionados

Anterior

El lado oscuro de Leo

Siguiente

La determinación de Cáncer