Por qué no es fácil amar a un hombre Sagitario

El amor es un sentimiento mágico pero solo cuando es correspondido y podemos llevarlo a buen puerto. En muchas ocasiones las relaciones no funcionan principalmente por nuestras propias actitudes a la hora de idealizar a las personas que conocemos. En realidad el primer requisito para el amor verdadero es conocer al otro y ver qué tan compatible resulta con nosotros en términos de una relación amorosa.

Hoy hablaremos de los nativos del signo Sagitario y te contaremos por qué razón y más allá de su innegable encanto, no cualquier mujer puede formar pareja con un arquero.

Sagitario: Imponente, atractivo y temperamental

No caben dudas del enorme atractivo que encierra todo hombre nacido bajo el signo de Sagitario: Son personas que se hacen notar en cuanto ingresan a cualquier sitio porque son inteligentes, sociables, ocurrentes y muy seductores. Además Sagitario jamás dejará pasar una presa y cuando alguien le atrae sacará a relucir al máximo todos sus encantos para llamar su atención y seducirla.

Los Sagitario poseen además otras virtudes que los distinguen: Son generosos al máximo a la hora de compartir sus pertenencias y ayudar a los demás. Son muy vitales y activos y siempre saben cómo pasarlo bien. A su lado ningún momento puede ser aburrido y un hombre de este signo es el compañero perfecto para cualquier aventura. Además de ello, tienen un pensamiento siempre optimista que te dará ánimos e incentivará para seguir adelante en los momentos más críticos.

Sin embargo, no todo es color de rosas con el arquero y en el próximo apartado vamos a contarte las razones por las que nos atrevemos afirmar que no cualquier tipo de mujer puede formar pareja con un nativo de este signo. A continuación, hablaremos de las particularidades que pueden complicar la idea de una relación de pareja con Sagitario.

Es muy temperamental: Cuando Sagitario siente que se le desafía, cuando las cosas no salen de acuerdo a sus planes, cuando no se siente comprendido, puede tener reacciones de ira muy intensas, se torna una persona irreflexiva y querer hacerle cambiar de opinión o llegar a un acuerdo con él será una misión casi imposible. Por lo menos hasta que se calme.

Necesita vivir a su aire: Aunque decida establecer una pareja, Sagitario siempre buscará ir y venir a su antojo. Muchas veces no será considerado a la hora de hacer sus propios planes y luego informar a su pareja de los mismos, e incluso en ocasiones se manejará como si estuviera aún soltero. Es que Sagitario necesita sentir que nadie más que él lleva las riendas de su vida y esto lo lleva con frecuencia a adoptar actitudes poco acordes con una pareja.

Puede ser mentiroso e infiel: Por la misma razón que explicamos anteriormente y porque lo agobia la rutina que implica una relación seria, en ocasiones Sagitario mentirá u ocultará cosas que puedan resultar comprometedoras en su relación. Otro punto a tener en cuenta es que el arquero es muy impulsivo y esto lo lleva en ocasiones a no ceder ante la tentación de buscar el placer fuera de su pareja.



Artículos relacionados

Anterior

Cómo ama el signo Leo

Siguiente

Géminis: ¿Un signo fiel o infiel?