Tauro y Géminis: ¿compatibles?

Antes de conocer si existe o no compatibilidad entre Tauro y Géminis, resulta muy interesante conocer acerca de estos dos signos y su influencia en el plano zodiacal.

Cuando hablamos de Tauro – bajo el dominio de Venus – estamos hablando nada más y nada menos de uno de los signos más firmes en sus convicciones. Aunque es vigoroso en el amor y en el amar, es también tenaz, luchador y muy fuerte. Tauro no es de los que les gusta estar danzando entre una y otra cosa, sino que más bien coloca su mirada en su objetivo y no es de los que andan dudando. Nuestra historia encontró en un Leonardo Da Vinci y Sigmun Freud, muestras muy serias de lo que Tauro puede impactar.

Cuando se enfoca, es de los que se lanza valiente y decididamente, así que cuando se encuentra en posibilidades de compartir territorio con un Géminis, las cosas puedan tornarse un poco “alocadas”. El desenfreno y la locuacidad de Géminis, puede convertirse en la “capa roja” que llame la atención de Tauro o que, por el contrario, le enfurezca y le lleve a atacar.

Géminis- regido por mercurio –  es intranquilo, sus temas de conversación o sus aventuras no son precisamente de larga duración cuando se está en el territorio de un Tauro. Mercurio es vivaz, encendido e indomable. Así que el carácter posesivo y hasta celoso (más bien cuidadoso) de este signo, provocarán en Géminis que desate su “plan de escape”. Y no es que Géminis no sea la pareja idónea de Tauro. Es que Géminis representa al signo del explorador, del inquieto, del que está siempre a la expectativa de lo que está por venir y lo bueno, es que con mucha frecuencia espera siempre lo mejor porque sabe que lo mejor aún está por venir.

En Géminis vemos una sagacidad inusitada y un ojo avizor que resulta hasta divertido. Es precisamente esta “intranquilidad” la que ha llevado a nuestro mundo a otros espacios de crecimiento. Imaginemos un mundo sin Paul McCarntey o sin John F. Kenndey, por citar al menos a dos dignos Géminis.

Cuando los dos planetas que rigen estos signos entran en interacción, vemos como una danza cósmica que celebra la integración de lo atrevido con lo aquietado; lo determinante y radical con las ansias de expansión y crecimiento. Así que, pues no todo es malo entre estos dos representantes del amor zodiacal, ya que sí tienen en común el deseo de permanecer y establecerse. Tienen muchos puntos de negociación y cuando logran salirse de sus respectivas esquinas, no solo pasarán horas y horas disfrutando sus compañías, sino que ambos rediseñarán los mapas de sus respectivos territorios y llevarán su relación a niveles de compatibilidad insospechados. Juntos es como escuchar una sinfonía de Bethoven en ritmo de “Salsa”. Así que si queremos tener compatibilidad entre Tauro y Géminis, solo tenemos que ofrecerles la posibilidad de conocerse y abrirse a un universo donde el punto de equilibrio, va a constituir a esta relación como una de las relaciones que pudieran ser más estables en el plano astrológico.

Buscadores del placer y de lo bueno, ambos harán de su pasión por la gracia y la inteligencia, una fiesta explosiva de aventuras sin fin.

 

Artículos relacionados

Anterior

¿Donde Puedes Conseguir el Horoscopo Gratis?

Siguiente

Acuario: puntos débiles y consejos en cuanto a la salud